Bueno, para realizar esto, es imprescindible contar con un tester, un multímetro digital o polímetro. Enchufamos el cargador, en un toma corriente que estemos seguros que funciona, y luego con ponemos el tester en la función de medir voltaje, en un rango superior al voltaje que debe brindar el cargador teóricamente. El voltaje que debe brindar el cargador teóricamente lo podemos leer en la etiqueta del cargador, o en la parte de atrás de la notebook. Y si están gastados las letras, si están rotas las etiquetas, podemos buscar en internet por la marca y el modelo. Con las puntas del tester tocamos el pin de carga de la notebook, en sus partes metálicas INTERNA y EXTERNA, y nos tiene que indicar el valor teórico + o – un rango de tolerancia, que también está establecido especificamente para cada dispositivo, pero podemos contemplar sin temor a equivocarme, que un 5% es totalmente inocuo (hasta 10%, diría, pero mejor mirar cada modelo por separado).

¡Llamar ahora!
WhatsApp chat